miércoles, 12 de junio de 2013

Te veo...

Hoy os traemos otro dibujillo que esperamos que os guste. Ahora que por fin ha llegado el calor del verano, intentemos evadirnos un poco: imagina que vas caminando por un bosque, con las copas de las altas coníferas proporcionándote una agradable sombra... y de pronto te encuentras con esto.


La base del dibujo fue un bocetillo de chichinabo hecho en un ratillo, y por eso hay que cosas que podrían mejorarse, como por ejemplo eliminar todas las líneas de bolígrafo de la imagen original. Sin embargo, el resultado final creo que no queda mal del todo, así que puede tirar. La textura de la piel es la misma que ya he usado alguna vez anteriormente, pero he intentado a través de las luces y las sombras que quede menos homogéneo y más natural que en dibujos anteriores. Y el bosque, por supuesto, es una foto.

¡Espero que les plazca!

P.D.- Si os ha gustado, ya sabéis que podéis ver más aquí.

2 comentarios:

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

Pues te ha quedado genial. Tan sólo, y poniéndome en plan tiquismiquis. diría que encuentro los ojos demasiado laterales (al menos el derecho). los tiranosáuridos tenían los ojos dirigidos más hacia el frente que otros terópodos. Tal vez podrías utilizar el Photoshop para reposicionarlos ligeramente.

Pero !Qué demonios!. A fin de cuentas, partiste de un boceto sin referencias, y el atractivo del resultado final no se puede discutir. Me encanta.

Carlosdino dijo...

Gracias, Miguel Ángel!
Sip, efectivamente tienes razón con lo de los ojos, aunque por desgracia no me di cuenta hasta que el dibujo estaba ya acabado y le estaba dando un repaso... intentaré ver si puedo conseguir mejorarlo al retocarlo con el fotochó.

La verdad es que llevo tiempo pendiente de ponerme a hacer algún dibujo más elaborado, pero no termino de ponerme, jeje.

En cualquier caso, me alegro de que te guste.

Saludos!