martes, 16 de junio de 2015

Reseña: Dándole palos a Jurassic World

Tengo un problema: la primera vez que vi Jurassic World salí notablemente decepcionado del cine. Esta pretendía ser un crítica que fuera a cuchillo a por la película. De hecho, así iba a empezar la entrada:

"A estas alturas muchos sabréis ya que tanto Dani como yo salimos, junto con otros compañeros paleontólogos, en el número de junio de la revista QUO, en un reportaje sobre los dinosaurios de Jurassic World. Una de las cosas que terminábamos concluyendo es que, si bien los dinosaurios no iban a ser precisamente lo más actualizado del mundo, al menos lo que pedíamos es que nos encontráramos con una buena película en las salas. Desde mi punto de vista, Jurassic World también falla en esto por múltiples razones.

Pero dos días después, asumidos los fallos del film, volví a ver la película. Decidí intentar pasar por alto lo malo y centrarme en disfrutarla. Y vaya si funcionó, majos. Para empezar, varios de los mencionados fallos podrían no ser tales, y tienen bastante lógica si aceptas las premisas que propone; creo que Jurassic World es una película más compleja de lo que pudiera parecer a simple vista. Pero además, con todos sus contras, es entretenida, divertida y emocionante.

Obviamente, habiendo salido mucho más contento la segunda vez, la tarea de hacer una crítica destructiva se me ponía cuesta arriba. Aún así, en esta reseña (la primera de dos o tres, espero) yo voy a centrarme en los puntos negativos de la cinta. Porque sí, los tiene. Si no habéis visto todavía la película y no queréis que os la destripe, evitad esta entrada como la peste, porque está claro que lleva SPOILERS COMO UNA CASA.


Vayamos de lo general a lo concreto. Para empezar, creo que la película tiene un ritmo algo irregular: empieza muy rápido, y tiene después algunos relativos bajones hasta que llega la última parte, donde ahí sí, explota. No habría tenido ningún problema en suprimir algunas de las escenas de acción de la mitad de la peli o lo del área restringida y el antiguo centro de visitantes (por mucha nostalgia que nos dé), si ello hubiera supuesto desarrollar más y con más calma tramas y personajes. La base de los distintos temas que trata la película está ahí: el hecho de que el público siempre quiera más, más y más; el problema del product placement descarado; las consecuencias de seguir jugando a ser Dios, tantos años después; la trama de los dinosaurios soldados, Wu, Hoskins e InGen (aunque imagino que todo esto se desarrollará más en las secuelas); el Raptor Squad, la increíble inteligencia de los raptores y la posibilidad de llegar a establecer vínculos con los humanos, basándose en la impronta y en su jerarquía social. Como digo, todo eso está en el film, pero creo que no llegan a darle el desarrollo y la importancia que merecen. Me habría gustado, por ejemplo, dedicar más tiempo a cada uno de los raptores, ya que más allá de Blue, apenas vemos diferencias entre Delta, Charlie y Echo (y eso que nos dejan caer algún tipo de conexión entre Barry y Delta, similar a la que tienen Owen y Blue). Quizás ver alguna cosilla más del parque no habría estado mal, pero eso ya depende de cada uno, y tampoco creo que hubiera aportado demasiado.


También he comentado que falta desarrollo en los personajes. Se ha criticado mucho que no son más que estereotipos, empezando por los protagonistas: que él es un chulito, y que ella es una estirada y controladora, y que la relación que tienen entre ellos es machista. Bueno, estoy de acuerdo con esto solo a medias: por separado creo que funcionan bien, pero juntos la cosa se jode. Owen es un tío serio, preparado, audaz, el héroe de la función; además, está verdaderamente implicado en el estudio de los raptores: los cuida, los entrena, los observa, los pone firmes, los teme y respeta, y se preocupa por ellos. Me parece un acierto. Claire, verdadera protagonista de la película, efectivamente empieza como un personaje frío, casi deshumanizado, solo preocupado por su trabajo; pero con el transcurso de la historia empieza a tomar las riendas, a llevar la iniciativa y a implicarse activamente en la acción para proteger a sus sobrinos, de los que había sudado al comienzo de la peli. Hay una evolución. Y sin embargo, en su relación con Owen queda totalmente anulada. Él, efectivamente, se comporta con ella como un canalla y un gallito, y a ella, a partir de cierto punto, se le pone cara de boba cada vez que él habla o hace algo. El momento del beso es rancio y anticuado a más no poder, como salido de una película de John Wayne. Su último momento y frase juntos es un gran "Pos vale". 


Los chavalines, Zach y Gray, por otro lado, no molestan: aunque el adolescente coñazo se pasa buena parte de la película comportándose como tal, da gusto verle ejercer de hermano mayor cuando las cosas se ponen feas. Además, son la pieza clave para la evolución de Claire. Lowery, uno de los informáticos de la sala de control del parque, funciona como un buen secundario y perfecto alivio cómico. Pero otros personajes necesitaban más tiempo en pantalla por narices. Barry, el compañero de Owen interpretado por Omar Sy, directamente desaparece de la película tras el ataque de los raptores, y no volvemos a saber de él hasta el mismo final. Vic Hoskins, el personaje de Donofrio, se mueve por unas poco justificables motivaciones, pero tampoco es un malo como tal, un villano al uso, y habría necesitado algo más de desarrollo; hasta su muerte nos deja algo fríos. Wu, aunque sale poco, es quizás de los personajes más interesantes, pues vemos el cambio pegado en estos 22 años, y ahora es un hombre pagado de sí mismo, con la sartén por el mando, y metido en una serie de chanchullos nada claros. Espero saber más de él en el futuro. Y Masrani... ay, Masrani. Lo único que tiene cierta gracia del director del parque es verle como contrapunto al fallecido John Hammond, una especie de millonario guay, con aires de gurú tecnológico a lo Steve Jobs (como me comentaba un colega), y poco más: no tiene gran trascendencia en la historia, y de nuevo, su muerte nos la toca bastante. Además... es bastante idiota.


Lo que nos lleva al siguiente punto negativo. Mucho se le criticó a The Lost World en su día que las cosas que ocurrían allí se debían a que los personajes iban haciendo una idiotez tras otra. Creo que Jurassic World no se queda atrás en este aspecto. Todo empieza con una serie de responsables del parque que no tienen la más puñetera idea de lo que tienen entre manos. ¿Cómo es posible que estés al mando del parque, estés a punto de estrenar una nueva atracción con un dinosaurio híbrido espectacular pero muy peligroso, y seas incapaz de saber qué lleva? ¿Como es posible que NADIE sepa que de qué bichos está hecho, salvo el jefe de genéticos? (sí, sí, Wu lo lleva en secreto... pero venga, hombre). ¿Por qué nadie es capaz de gestionar la crisis de una manera mínimamente razonable? Molestas y sacas de su chabolo de ermitaño a un experto en estos animales (Owen) para consultarle y pedirle opinión, pero luego te dedicas sistemáticamente a no hacerle el más puñetero caso sobre lo que te está diciendo. IDIOTA. Vuestro dinosaurio híbrido tiene implantado un localizador, pero en cuanto os entra la sospecha de que puede haber escapado, metéis a tres personas en el recinto sin ningún tipo de protección, en vez de comprobar primero qué pasa con dicho localizador. IDIOTAS. Masrani, hijo de mi vida: hace 40 minutos eras incapaz de manejar el helicóptero. ¿Por qué te pones en plan héroe y decides pilotarlo tú, cuando tienes soldados de fuerzas especiales entrenados para ello? Te mereces tu muerte, IDIOTA.


Hay otros detallitos, menores, que también me molestaron un poquillo: los chiquillos arreglando y conduciendo el jeep, por ejemplo; o la extraña frase de la "suma de dientes" que hace Gray, el pequeño, cuando se da cuenta de que hacen falta más dinosaurios para vencer al Indominus. Me indigna bastante todo el rollo híbrido-raptores: resulta que el Indominus también tiene ADN de raptor (pufff) y empieza a comunicarse con ellos (doble pufff), y es de suponer que estos lo ven como un animal lo suficientemente amenazador como para no tomarlo por una especie de nuevo alpha. En ese momento es cuando se lanzan a por los humanos (de las mejores escenas de la peli). Sin embargo, poco tiempo después y por razones que no termino de tener claras, Blue y el resto de raptores deciden volver a ser leales a Owen, y ya van con él a muerte (literalmente). Soy muy crítico cuando se convierte a animales en monstruos, que rugen y devoran todo a su paso, pero me parece igual de mala una excesiva humanización. Y eso es lo que pasa aquí. Llegamos al final de la película, a ESA ESCENA. Cuando todo parece perdido, Blue reaparece corriendo a cámara lenta, cual héroe de acción de los 80, y une fuerzas con el tiranosaurio para salvar el día. Con la colaboración especial del mosasaurio, por si fuera poco. La naturaleza unida contra la aberración genética. Después, para rematar la faena, raptor y tiranosaurio se miran, y no como lo harían dos animales de verdad, con curiosidad o miedo o indiferencia. No. Su mirada está cargada de significado: "Somos enemigos, pero hoy hemos colaborado. Así que por el momento dejamos nuestras rencillas al margen. Tú por tu lado y yo por el mío". Todo esto me sacó de la película, y me hizo ver el clímax como algo tonto y vacío (si es que hay un momento en el que Blue está subida a lomos de Rexy, tíos!).


Y el CGI. Ay, el CGI. Tienes escenas y bichos que funcionan bien (cualquier escena de acción, o prácticamente cualquiera en la que salga el híbrido, muy logrado), tienes momentos FLI-PAN-TES (esos primeros planos de los raptores en sus jaulas con los bozales son de Oscar), y hay partes que son terribles. Absolutamente terribles. Muchas de los tomas de los raptores, en especial de Blue, habrían funcionado mil veces mejor con un animatrónico. Por no hablar de los primeros planos del tiranosaurio, que parece una caricatura. Sé que los animatrónicos son caros de construir, transportar, manejar y mantener, pero es que según qué momentos no hay color, de verdad. La diferencia es abismal. Fijaos lo bien que funciona la escena con el apatosaurio moribundo (momentazo, por cierto). Espero que tomen notas para las siguientes.


Detallito final sin mucha importancia, pero que también me dolió un poco. Me gusta, y mucho, la banda sonora compuesta por Giacchino. De verdad que sí, tiene un nuevo tema principal muy chulo, y otros secundarios que también están bien. Además, no abusa del tema de Williams, sino que lo usa en su justa medida. El problema es que lo usa CUANDO NO TOCA. La escena de la llegada al parque no roza, ni de lejos, la sensación de magia y de asombro de la primera, y el tema de Williams debería estar reservado para ocasiones más épicas que Gray entrando en su habitación del hotel y abriendo las ventanas. De la segunda vez que lo usan, mientras Masrani va haciendo el mamarracho con el helicóptero, mejor ni hablo (hay otros momentos en los que se usa más levemente y sí que encaja mucho mejor, como cuando llegan al centro de visitantes original o cuando Claire libera al tiranosaurio). De la misma manera, aunque me gusta mucho el tema nuevo de esta peli, la escena final debería haber llevado el tema de Williams como acompañamiento sí o sí.


Y básicamente eso es todo. Como he comentado, una vez asimilado lo malo, disfruté muchísimo más la película la segunda vez, y de verdad creo que no es tan boba o simple como pudiera parecer. Me parece que Jurassic World tiene dónde rascar, y además soy consciente de que la película se ha hecho con muchísimo amor y respeto por el material original. Todos estos puntos negativos que he comentado están en mayor o menor medida en la cinta, pero no tienen por qué estropear la experiencia. Hay, además, muchísimas cosas buenas y que me gustaron... pero ya habéis visto que mi objetivo era hacer un poco de sangre. De eso, de las cosas buenas que tiene, hablaremos, quizás, otro día.

La saga se abre camino.



P.D.- Fijaos que el tema de la veracidad científica ni lo he tocado. Incluso así tiene algunos detallitos chulos... pero todos sabíamos a lo que íbamos.

13 comentarios:

Draughleth dijo...

Estoy de acuerdo, sobre todo con el tema de la introducción con los críos correteando por la habitación mientras suena la música y la excesiva humanización de los dinos.
Yo sólo la he visto una vez y la verdad es que la disfruté como un niño pequeño. La verdad es que fui con la pretensión de que por lo menos fuera mejor que la tercera y yo creo que en ese punto esta bien. Me hubiera gustado ver mas atracciones y mas dinosaurios diferentes interactuando entre ellos o con el público pero en general salí satisfecho.

SPOILERS
Por cierto, si he de rescatar un momento de la película, fue en el momento en la pelea final, cuando aparece el Tiranosaurio Rex a través del esqueleto del Espinosaurio, destrozándolo por completo. Me pareció un guiño a la tercera película brutal.Leí por ahí que el director decía que ese Tiranosaurio (Tiranosauria en realidad, supongo) era la misma que en la película original.

Carlosdino dijo...

En efecto. Tal y como ha comentado el director en varias entrevistas, y tal y como pone en la página oficial del "parque", el tiranosaurio (la tiranosauria) es el mismo de JP1, apodado por los fans como Rexy. Después de 22 años la bicha está ya vieja, y por eso la han diseñado como mucho más delgada (en algunas tomas incluso se le notan las costillas), pero pueden apreciarse en la escena final las cicatrices hechas por los raptores en la película original

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

Incisivo análisis el tuyo, Carlos. Y sí, la película tiene unos cuantos momentos “WTF”. A pesar de eso, me alegro de que no te hubiera dejado tan mal sabor después de todo. A juzgar por los comentarios que he leído, las opiniones tienden a estar en la línea de “peor que la original pero mejor que las secuelas”.

Concuerdo con los que señalan el sexismo implícito en la relación entre los protagonistas, aunque para mí eso empezaría más bien con ese tonillo que creo percibir de “mujer independiente y centrada en su trabajo que tiene que aprender que lo único que puede dar sentido a su vida es formar una familia y tener hijos”. No sé, posiblemente esté siendo un poco retorcido. También hay quien cree ver algo de eso en la muerte que le reservan a la niñera, aunque creo que eso es llevar el argumento demasiado lejos.

Lo del Indominus con “ascendencia raptora”, sin embargo no me chirría tanto como a ti. En el fondo casi diría que lo veía venir (aunque también estuve considerando la posibilidad de que tuviera ADN humano: sabes perfectamente que eran capaces );). Y lo de comunicarse con los ráptores, bueno, esa puerta ya quedó abierta en JPIII y si el bicho era capaz de emitir los sonidos propios de su especie progenitora… como que acepto que los otros actúen en consecuencia. Lo de la “inconsistencia” del comportamiento de la manada, yo lo atribuiría a que su lealtad al nuevo “alfa” no era tan firme y desde el principio se debatían entre seguir a éste ó a su antiguo líder. Al menos eso era lo que me parecía sugerir esa escena en la que uno de los ráptores (no sé cual) se queda mirando a Owen fijamente pero sin agresividad, antes de ser fulminado por la artillería. Para mí la lealtad del grupo osciló de nuevo cuando el Indominus empezó a ser percibido como una amenaza.

Y la batalla final…vale, que se han pasado tres pueblos. Sin embargo aprecio un cierto valor simbólico en eso que tú apuntas de “La naturaleza unida contra la aberración genética”. En ese sentido, concuerdo con la opinión de José Luís Sanz, de que el Indominus encarna el mito de Frankenstein mucho mejor que lo que lo hacían los dinosaurios originales. Desde ese punto de vista, la escena me parece una declaración de intenciones en toda regla.

http://dinoscience.blogs.quo.es/2015/06/22/indominus-vobiscum/

Bueno, espero no haber desbarrado más de la cuenta. Ahora podría jugar a adivinar cuáles serían esos puntos positivos a los que aludes, aunque mejor me callo y espero a que los desveles en la próxima entrada (que espero con impaciencia, no lo dudes).;)

Carlosdino dijo...

Bueno, la idea era, en principio, que quizás Dani haría una reseña más positiva que la mía, y sería él quien se centrara en los puntos más positivos. Aún así, hay unos cuantos, creo yo: es entretenida y espectacular, eso no se puede negar. Tiene buenos puntos de humor, y una enorme cantidad de guiños tirando de nostalgia para conmovernos. También me gusta bastante la banda sonora, salvo los detalles que he comentado, y es una película hecha con mucho cariño y respeto por la original. En general, salvo quizás la parte del final, creo que lo del Raptor Squad funciona muy bien. Y hay partes que me encantan: el ataque de los raptores, el ataque de los pterosaurios (cinematográficamente hablando, claro; a esos bichos no hay por dónde cogerlos si nos ponemos rigurosos), la escena del apatosaurio moribundo...

Respecto a las cosas que comentas, creo que tienes razón en prácticamente todas. Si te paras a pensarlo, a todas las cosas calificadas como "tontas" se le pueden buscar una explicación o un simbolismo. Pero es ahí donde veo tanta división de opiniones: mientras que hay gente que acepta esas premisas sin más y compra, otros no lo ven nada claro, y todas esas explicaciones para lo que están viendo les resultan muy rebuscadas. Como le leí a un crítico: "hacía mucho que no veía una película de acción que dependiera tanto de la buena fe de la gente". Creo que esas explicaciones están ahí, y que son las que iba buscando el director, pero no resultan para nada obvias, y por lo tanto queda retratado en la película como un montón de momentos tontos.

JC G dijo...

Creo que de las 4 peliculas esta es la que he esperado mas tiempo y desafortunadamente esta ha sido la peor de todas. Disculpenme pero ya meterse a cuestiones de crear especies de dinosaurios nuevas sin manejarlo con mucho cuidado es una reverenda jalada !. Y como que un dinosaurio se arranca por el mismo el chip o GPS que trae insertado para que no lo localizen??? No mamar !! , muy muy mala . Siempre es entretenido ver dinosaurios y es lo unico Bueno pero la historia esta muy mala y muy mal dirigida esta pelicula

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

Bueno, el asunto del dinosaurio "de diseño" no lo veo tan mal traído, y pienso que funciona bien en la historia. Pero sí debo reconocer que lo del chip fué casi lo que más me chirrió de la película. Vamos a asumir que la bestia tiene una inteligencia humana: ¿Por qué tendría un humano que saber lo que es un chip localizador y para qué sirve...a no ser que alguien se lo explique?. Me parece una especie de "Deus ex machina" metido sin demasiada coherencia.

Carlosdino dijo...

JC G y Miguel Ángel: yo creo que, una vez aceptas la premisa del Indominus, casi cualquier cosa que haga está justificada. Para empezar, hay que tener en cuenta que el motivo REAL de ser de esta criatura no es un dinosaurio más molón (aunque así se lo vendan al público), sino ser utilizado como arma biológica. Por eso es tan agresivo, casi indestructible, capaz de esconderse a nivel visual y térmico y extremadamente inteligente (y de ahí el rollo de entrenar a los raptores: si estos son domesticables, nuestras armas biólogicas híbridas mitad raptor deberían serlo también).

Teniendo en cuenta la naturaleza del animal, no me sorprendería que recordara que a partir del momento en que la colocaron "algo" (ella no sabe que es un chip) los humanos podían encontrarla y saber dónde estaba en cualquier momento. Y de ahí que se lo arranque.

Eso sí, como digo, para empezar tienes que aceptar la propia premisa del Indominus con todas sus consecuencias, que es algo que puede costar (a mí me cuesta xD)

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

Bueno, soy consciente que el mensaje que se pretendía llegar con todo esto es que el nuevo dinosaurio era una criatura endiabladamente inteligente. Lo que quería decir es que poniéndome a imaginarlo, ni siquiera para un humano encuentro tan fácil establecer un vínculo entre ambos hechos, aunque disponer previamente del concepto de tecnología y de la idea de que ésta pueda utilizarse para rastrear facilitaría bastante la asociación de ideas (conociendo a nuestra especie, antes me la imagino cayendo en alguna explicación supersticiosa que llegando a una conclusión racional.;)). Pero el caso,(y corrígeme si me estoy perdiendo algo del argumento) es que la película daba a entender que el dinosaurio había pasado toda su vida en reclusión, por lo que ni siquiera un mínimo proceso de "ensayo y error" habría podido tener lugar. No sé, tal vez estoy racionalizando innecesariamente todo este asunto.

En cualquier caso, me parece muy interesante que saques ahora a colación esa cuestión sobre la verdad que se oculta tras la fachada del parque. ¿No será que se te ha escapado un spoiler de alguna futura entrada? ;). De todos modos, tranquilo, que no eres ni mucho menos el primero de los que comentan esa conspiración implícita en la trama (y de hecho pocos dudan de que será ingrediente fundamental de la próxima entrega de la saga. Quien sabe, tal vez al final hasta acabemos viendo a los temidos híbridos dino-humano. Y hasta que nos acaben gustando).

Pregunta indiscreta: ¿Estuviste intercambiando argumentos con Francisco Gascó?. Eres libre de no contestar. ;)

Carlosdino dijo...

No, no, si tienes razón, efectivamente el tema de arrancarse el localizador es muy forzado. Pero no sé, por alguna razón, teniendo en cuenta la naturaleza del animal, no es de lo que más me chirrió. Cuestión de gustos, supongo :)

Si he hecho algún spoiler no ha sido conscientemente, jejeje. Pero cuando la vi por segunda vez, me saltó a la vista que hay un momento que te lo dejan clarísimo: cuando entran al final en el laboratorio y ven el modelo del Indominus en el ordenador, el niño pequeño dice "Eso no es un dinosaurio". Hoskins le responde que no, que efectivamente no lo es, y les dice algo así como que se imaginen uno de esos pero a tamaño reducido, colándose en la madriguera del enemigo y no sé qué. En ese momento, está clarísimo que las intenciones reales para la fabricación del Indominus son otras, y que Wu, con todos esos embriones que se lleva al final, está metido en el ajo hasta el cuello. Es una trama muy muy interesante, pero ya pueden andarse con mucho ojo a la hora de desarrollarla en la(s) secuela(s), por que efectivamente están a nada de meterse en el tema de los híbridos con humanos, y me daría rabia haber dado un rodeo tan grande para acabar volviendo a esa locura. Veremos...

Y sí, fui el día del estreno con Gascó y otros amigos (el grupo de colegas paleontólogos que menciona él en su reseña), aunque mucho mucho no hablamos de ello. Solo le comenté que salí decepcionadillo del cine, pero también que era el único en aquel momento, todos los demás estaban encantados. Después de aquello no hemos vuelto a coincidir para intercambiar opiniones sobre el tema. ¿Por?

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

...Por la defensa a ultranza que Gascó hace de la película en su blog. Es sólo que observé que algunos puntos de su argumentación iban en la misma línea de lo que comentabas ahora, y me planteé que tal vez él hubiera influído algo en tu cambio en la manera de enfocar la película.

http://pakozoic.com/?p=1180

Y desde mi punto de vista, tampoco le falta razón cuando argumenta contra ciertas críticas que se hacen desde una posición de prepotencia. No sé si recuerdas las que recibió en su momento el PJ original, pero parecía que poner a parir a la película se había convertido en el pasatiempo nacional. Puede que en parte fuera una reacción de hastío contra la saturación de publicidad en los medios (En serio, que para que yo diga esto ya se puede creer que fué exagerado, pero recordarás que te encontrabas dinosaurios hasta en la sopa). Pero no puedo dejar de pensar que había un elemento importante de esnobismo en todo aquello.

Carlosdino dijo...

Pues no, no hemos vuelto a hablar del tema. Imagino que los puntos de vista que tengamos en común serán una cuestión de convergencia evolutiva :P En cualquier caso, y para su suerte, él salió mucho más contento y la disfrutó mucho más que yo!

Sí que es cierto que los críticos suelen ponerse desde una especie de posición superior desde la cual critican las cosas, y son mucho más exigentes (y en muchas ocasiones, totalmente alejados del público general). Pero también creo que un crítico es crítico por algo, no sé... Y no hay que olvidar que por muy fan que se sea de una película, un libro o una saga, a una película hay que juzgarla cinematográficamente como película en sí, no como adaptación o secuela o lo que sea. Y sí que es cierto, si me pongo en plan duro de nuevo, que a Jurassic World le veo algunos problemas como película. Pero, que si la gente, la disfruta, yo encantado :)

Del estreno de la película original y su reacción no puedo opinar, me temo, ya que, aunque la vi en el cine, solo tenía cuatro años xD

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

Vaya, a veces me olvido del abismo generacional que media entre nosotros. :P. Y ya se puede creer que lo tuyo viene de casta (por lo de ir a verla con cuatro añitos).

De todos modos conviene aclarar que no me estaba refiriendo en absoluto a "críticos profesionales" (y creo que Francisco tampoco) sino más bien a gente de a pie, de mi propio entorno, amigos incluídos (aunque tampoco faltaban algunos personajes públicos). el problema era que bastantes críticas eran en mi opinión bastante desacertadas y acabé con la sensación de que mucha gente pretendía ir de lista vapuleando a la película con razón ó sin ella. Lo que no me impidió, mea culpa, callar y otorgar (ah, las cosas que se hacen con tal de sentirse integrado en el grupo). No salté hasta el momento en que una conocida me espetó que consideraba unos horteras a aquellos que se compraban el libro (aparentemente desconocía que el libro precedía a la película y pensaba que era una novelización barata). Momento en que mandé a la porra mis inhibiciones y dije lo que pensaba realmente.

En cualquier caso, me agrada pensar que el tiempo acaba poniéndolo todo en su sitio. Recuerdo por entonces haber escuchado una anécdota acerca de una personalidad de cierta enjundia en el mundo de la literatura (lamento no recordar quién era) que dejó a una parte de sus colegas bastante descolocados al confesar sin complejos que le gustaba PJ después de que éstos se dedicaran a poner de vuelta y media a la película, ante lo cual, al menos otra figura importante se atrevió a coincidir con él.

Carlosdino dijo...

Ahí tienes razón. Es cierto que, sobre todo entre los críticos, está siempre cierta postura de superioridad o algo así, que les lleva a menospreciar todo aquello que sea para el publico general y que no sea especialmente sesudo o reflexivo