domingo, 21 de septiembre de 2014

Las mil caras del nuevo Spinosaurus

No vamos a entrar en el debate sobre Spinosaurus por aquí. Precisamente hemos dejado pasar unos días para alejarnos de todo el ruido mediático para poder abordar el tema con más calma. Aunque tenemos nuestra opinión, no vamos a dejarla caer por el momento: en numerosas webs y blogs, tanto en castellano como en inglés, podéis poneros al día y formaros la vuestra propia. Las hay de todo tipo: a favor, en contra, están los neutros, los que están en contra de estar en contra, matizaciones de los que están en contra, gente a favor de no estar a favor, reinterpretaciones y mil combinaciones más.

Desde luego, el nuevo look de Spinosaurus trae cola; un hallazgo tan relevante siempre tiene tirón. Y cuando encima hay tanta controversia, todavía más si cabe. Y lo que es mejor todavía, trae consigo un montón de coñas y reinterpretaciones por parte de todo el mundo. La entrada de hoy en Dinosaur Renaissance está para eso: hacer un repaso a algunas de las más curiosas recreaciones del nuevo Spinosaurus.

Una de las impresionantes ilustraciones originales de Davide Bonadonna para el artículo recientemente publicado (aquí un artículo sobre la génesis del dibujo).

Sea correcto o no, hay mucha gente escéptica con la supuesta postura cuadrúpeda del "animalico" cuando estaba en tierra firme. Desde luego, cuesta imaginarle caminando, con esas patitas traseras tan pequeñas, y las delanteras apoyadas en el suelo cual gorila. Por si alguno de vosotros está en la inopia y todavía no ha visto la famosa imagen del espinosaurio cuadrúpedo, también obra de Bonadonna, aquí la tenéis. Desde luego, como ya ha comentado mucha gente por ahí, es la viva imagen de un dragón acuático.


Y a partir de aquí, el desvarío. Una versión mucho más rara de la que proponen los autores del artículo y Bonadonna es la sugerida por el siempre polémico Luis Rey (aunque con el paso del tiempo y los numerosos descubrimientos de dinosaurios emplumados, últimamente lo es mucho menos). Rey nos ofrece un espinosaurio cuadrúpedo, sí, pero puesto que se le supone principalmente acuático, opta por un animal mucho más torpe en tierra, con claras reminiscencias de foca.

El espinosaurio pinnípedo de Luis Rey (vale, vale, no se puede decir que el fondo se lo haya currado mucho... pero uno se imagina fácilmente al bicho así, ¿no?)

Pese a lo relativamente cómico que pueda resultar imaginarse a Spinosaurus medio varado en una orilla, la aproximación de Rey es seria. No es ese el caso del siguiente boceto, obra del ilustrador Niroot Puttapitat, en el que se hace leña del árbol caído y directamente se chotea de las nuevas proporciones del que se considera el mayor terópodo descubierto hasta la fecha.


Más o menos a la vez, y de manera similar, en lo que podríamos considerar un claro caso de convergencia (oighs, qué excelso manejo de los conceptos evolutivos poseo), el archiconocido Paleofreak nos deleitó con una imagen bastante parecida en su cuenta de Twitter. Retocando la ilustración original de Bonadonna, y de manera todavía más exagerada que Niroot Puttapitat, hizo que Spinosaurus arrastrara los morros por el suelo.


Pero el Paleofreak tiene una mente inquieta, y decidió que esto no era suficiente. Fuerte defensor de la plumosidad en todos o casi todos los dinosaurios, su espinosaurio vago no iba a ser menos. Pocos minutos después de la primera versión, actualizó y emplumó a la pobre criatura.


Una versión igualmente arrastrada que la del Paleofreak y Puttapitat es esta que nos ofrece Adrian Wimmer, de Alemania. Sin embargo, se toma más en serio la forzada y supuesta postura cuadrúpeda (maldita sea, me parece que, sin quererlo, ya nos estamos mojando con el tema), y consigue que su espinosaurio recuerde bastante a los cocodrilos, aunque también tiene cierto aire al Spinosaurus foca de Rey.


Tenemos dos imágenes más de Wimmer. En la primera de ellas, sigue asumiendo como ciertas las proporciones propuestas por Ibrahim et al. en su artículo, pero da la sensación de que no traga tanto con la posición cuadrúpeda.  En su lugar, opta por mantener la postura bípeda del espinosaurio con las nuevas proporciones, recurriendo básicamente a atrasar el centro de gravedad verticalizando al animal.

(¡Perdón por la marca de agua!)

La tercera y última ilustración de Adrian Wimmer es anterior a la publicación del artículo. ¿Anterior? Sí, porque varias semanas antes del lanzamiento oficial se había filtrado ya cierta información y se tenía una ligera idea de por dónde iban los tiros. Así, Wimmer recreó una hipótesis propuesta en el blog Antediluvian Salad, según la cual el nuevo y paticorto Spinosaurus podría desplazarse arrastrándose sobre el fango y alimentándose allí. Cuanto menos curioso.


El siguiente dibujo también está inspirado en otra interpretación del nuevo descubrimiento. Desde el blog Theropoda, escrito por Andrea Cau, se propone una posición flexionada del cuello de Spinosaurus; esta permitiría, según Cau, mantener una postura bípeda a la vez que se conservan las nuevas proporciones descritas. El artista Joschua Knüppe parte de esta premisa para ilustrar varias versiones de este espinosaurio de cuello doblado, dos de ellas no demasiado ortodoxas, todo sea dicho.


Igual de heterodoxa y original es la propuesta de Sergio Pérez, que nos ofrece un ejercicio de especulación digno de All Yesterdays. Sergio sitúa a Spinosaurus en aguas poco claras, cubiertas de un tapete de vegetación, y el color que le da le viene al pelo para camuflarse en ese entorno. Pero todavía le resulta más útil el conjunto de protoplumas situado a lo largo de toda la vela, lo que le confiere el aspecto de un montón de vegetación más entre los muchos que flotan en el agua. Es la manera perfecta para esconderse y acechar a sus presas.


Precisamente ese modo de vida acuático es lo que más le ha llamado la atención de todo este follón a Aitor I. Eraña, dibujante de cómics y autor de "R.I.P." (volúmenes I y II) y de "Dark Lord", entre otros. Con su característico estilo, Aitor nos muestra a nuestro terópodo de moda pillando por sorpresa a un pterosaurio genérico. Aitor no es paleontólogo y por tanto podríamos ponernos quisquillosos y técnicos con su dibujo, pero no lo vamos a hacer porque lo cierto es que está muy chulo y es de lo más resultón.


Seguimos con dibujos de corte más caricaturesco y os mostramos una ilustración de cómo sería el espinosaurio de Jurassic Park III tras pasar el filtro de los últimos descubrimientos, obra de Richard Andersson, de Suecia. Es curioso el hecho de que, pese a haberle actualizado las proporciones de las extremidades y la forma de la vela, y haberle cambiado el color (más acorde a un modo de vida acuático), sigue dando la sensación de seguir siendo básicamente el mismo monstruo mata-tiranosaurios de JP III. Yo creo que se debe sobre todo al cráneo que le diseñaron en la película (y que Andersson conserva aquí), relativamente alejado del cráneo real de Spinosaurus (o lo que se cree hoy en día que es el cráneo real) y mucho más parecido al de Baryonyx.


Y ya que estamos con Parque Jurásico III... aquí una explicación de cómo se llegó a esa imagen de gigantesco terópodo asesino y despiadado que se ve en la película, cortesía de HodariNundu. Básicamente, el pobre espinosaurio llegó al primer día de rodaje con sus patitas cortas, sus pies de pato y toda su ilusión... y los de Universal se le pusieron farrucos.


Para finalizar, os dejamos con dos dibujos/bocetos más de HodariNundu. En el primero de ellos, se ven dos versiones de Spinosaurus y su nuevo look (con piel y sin piel recubriendo las altas espinas neurales de las vértebras), con interesantes (e inventados, claro) comportamientos de caza y defensa. En el segundo, más un "bonus" que una nueva ilustración de Spinosaurus propiamente dicha, HodariNundu nos presenta a Plataleasaurus, un espinosáurido (esta vez terrestre) completamente inventado, convergente con las espátulas. Un animalico totalmente ficticio, pero para mí es una idea de lo más interesante e incluso algo no descabellado. ¿Quién sabe qué nos depara el futuro de la paleontología?



En definitiva, mil versiones distintas, mil recreaciones distintas... Parece que vamos a tener debate debate sobre Spinosaurus para largo hasta que salgan nuevos datos que confirmen o refuten la última hipótesis propuesta por Ibrahim y los demás autores del artículo, pero de momento, nos está sirviendo para que decenas de artistas nos deleiten con sus trabajos. Hay muchas, muchas más ilustraciones, más ajustadas a la imagen que propone el artículo, pero aquí hemos querido enseñaros aquellas más originales, aquellas que se salían de lo establecido. Esperamos que, pese a la extensión del post, las hayáis disfrutado.

3 comentarios:

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

La verdad es que ya se estaba haciendo esperar tu entrada sobre el tema. Aunque sí, fué mucho mejor que dejaras reposar un poco el asunto.;)

De todos modos, los rumores acerca del nuevo espécimen paticorto ya llevaban un buen tiempo circulando. La escultura que hizo de él la empresa Geomodel (y que protagoniza la portada del último número del National Geographic) creo que data de 2010. Como mínimo, en 2011 ya estaba en exhibición. Una muestra del tiempo que pasan "cociéndose" los grandes descubrimientos antes de llegar al gran público.

Muy "Paulianas" las dos primeras ilustraciones de Joschua Knüppe. Aunque la primera no me parece inverosímil. Ya sabemos lo mucho que engañan los tejidos blandos.

Adrián García dijo...

Que tal. Como de costumbre excelente publicación. Esto del Spinosaurus vaya que ha causado revuelo. Sea cual sea que haya sido su aspecto, lo cierto es que era un bicho sensacional y que de habérnoslo encontrado seguro nos mata del miedo.

Aprovecho el comentario para comentarles lo siguiente: Hace unos días recibí una nominación a un curioso premio de blogueros para blogueros. Se denomina “Premio Dardos” y tiene una dinámica interesante. Algo así como pasar la estafeta. Así que debido a que me fascina su blog y a que aprecio demasiado la labor que realiza como bloguero, me tomé el atrevimiento de nominar a su blog junto con otros 14 (como marca la “tradición”.

Ojalá decida participar en este “reconocimiento” y nos comparta los espacios que más admira. Para mayor información, puede consultar la entrada en que realicé mis nominaciones. (http://bibliotecadeinvestigaciones.wordpress.com/2014/10/03/premio-dardos/)

Enhorabuena, muchas felicidades y ánimo con esta maravillosa labor.

¡Saludos desde México!

Carlosdino dijo...

Sí, Miguel Ángel, la escultura llevaba ya mucho tiempo rondando por ahí, y aunque cambia ya las proporciones, a mí me resulta más verosímil que la última versión propuesta por Nahim y sus colaboradores. Habrá que esperar a Ver si se publican más cosas.

Y muchas gracias por el reconocimiento, Adrián! Es un honor! :D