sábado, 2 de agosto de 2014

Curso de Ilustración Científica: haciendo un poco de publicidad a Transmitting Science

Esta entrada no tiene que ver con el tema dinosauriano, ni siquiera tiene demasiado que ver con el tema de la paleontología en general. Sin embargo, sí que está relacionada con un tema del que hablamos por aquí de vez en cuando, como es la paleoilustración, y por eso me apetece contaros algunas cosillas sobre el Curso de Ilustración Científica y Naturalística de Transmitting Science, al que acudí en mayo en el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (Sabadell).


Transmitting Science es una empresa que imparte cursos científicos sobre distintos campos, todos ellos relacionados con la biología, y muchos de ellos de gran importancia en el mundo de la paleo. Siendo impartidos la mayoría de ellos en España (aunque empiezan a salir de nuestras fronteras), con instructores especialistas en el curso de turno y en inglés, los cursos de Transmitting Science acogen a participantes de todo el mundo, y en unos pocos años han alcanzado notoriedad. Cursos de morfología geométrica, estadística, filogenia, evolución, genética, ecología... e ilustración. Aquí es donde entramos nosotros.

Como consecuencia de la buena acogida de nuestra charla "Los estereotipos de los paleontólogos en el relato de ficción" presentada en el XI EJIP en Atarfe (Granada) en 2013, y gracias a Transmitting Science (y a Dani también -gracias majo!-), pude asistir al curso de ilustración científica impartido por el genial Óscar Sanisidro, quien está acabando su doctorado sobre paleo-rinocerontes. Además de su labor como investigador, Óscar es un magnífico ilustrador, y desde hace varios años no hace más que acumular increíbles trabajos de paleoilustración. Durante cinco días, una veintena de persona aprendimos de él multitud de técnicas y trucos relacionados con el mundo de la ilustración científica: lápices, tinta, carboncillo, scratchboard, Photoshop, algunas nociones de modelado digital... etc.

Los asistentes al curso (más Óscar Sanisidro).

He de decir que yo disfruté muchísimo el curso: aprendí un huevo, ejercité mi paciencia (algo que me falla cosa mala a la hora de dibujar) y conocí mucha gente. Obviamente, hay cosas que gustan más y cosas que gustan menos (he de confesar que fui un negado total con el modelado en 3D), pero disfruté un montón con la técnica del scratchboard, que desconocía totalmente, y me lo pasé como un enano la mañana que estuvimos haciendo bocetos de animales y plantas en un parque cercano. Si hay que ponerle una pega (y realmente no es tal) sería la falta de tiempo, pues había demasiadas cosas que hacer y no se daba abasto con todo. Sin ir más lejos, de todos los dibujos que empezamos, yo solamente pude terminar los dos que tenéis a continuación.


Athene noctua (o mochuelo común para los amigos), hecho con la técnica de scratchboard (raspado con un bisturí sobre una cartulina negra). Foto de referencia, tras pasarla a blanco y negro. 


Mariposa de mar Limacina helicina, un caracol marino nadador. Lápices y Adobe Photoshop (foto de referencia).

Fue, en definitiva, una buena experiencia, realmente útil, y si estáis interesados en la ilustración científica, deberíais estar atentos para la siguiente edición del curso (o podéis trastear por la web a ver si hay también algún otro curso que os llame u os venga bien). En el Facebook de Transmitting Science podéis ver algunas fotos de lo que hicimos esos días durante las clases.

¡Saludetes!

2 comentarios:

Miguel Angel Amorín Fernández dijo...

Pues las ilustraciones te han quedado soberbias, Carlos. !Te felicito!

Ya puestos, tampoco me vendría mal a mí un curso de esos.

Carlosdino dijo...

Muchas gracias, Miguel Ángel!
Pues ya sabes, para el próximo que organicen... :P